Descripción


Estas tiritas reductoras de cicatrices se pueden reposicionar y son reutilizables. Al ser de gel, no duelen al retirarlas y las láminas de silicona consiguen reducir de forma eficaz el tamaño y el grosor de la cicatriz así como el enrojecimiento, el picor y la tensión provocadas por la herida.
Además, gracias a la silicona, se incrementa la hidratación de la capa más externa de la piel, reduciendo la formación excesiva del colágeno.